Cierran refugio para migrantes de Woodlawn, el onceavo que cierra hasta la fecha

El edificio vacío de la Escuela Primaria James Wadsworth, situado en el 6420 S. University Ave., en el vecindario de Woodlawn. El número de migrantes alojados en refugios de la ciudad ha disminuido significativamente, dice la Municipalidad.

Pat Nabong/Sun-Times file

La Ciudad de Chicago ha cerrado un refugio en el lado sur que albergaba a migrantes recién llegados, el onceavo que cierra desde el año pasado.

El refugio ubicado en el edificio de la que fuera la escuela Wadsworth, en el 6420 S. University Ave., fue “desmantelado” recientemente y todos los residentes fueron trasladados a otros refugios temporales o han encontrado una vivienda permanente, dijeron funcionarios de la Municipalidad.

“La Municipalidad continúa recibiendo a los recién llegados a la Zona de Aterrizaje que han llegado por avión, líneas de autobuses comerciales y en autobuses contratados de Texas que están dejando en los suburbios”, dijo Mary May, portavoz de la Oficina de Gestión de Emergencias y Comunicación (OEMC, por sus siglas en inglés).

“Conforme avance la misión, la Municipalidad continuará trabajando con nuestros socios del estado y del condado para buscar todas las opciones para brindar refugio temporal de emergencia para esta misión”.

Desde el año pasado se han cerrado once refugios temporales y el número de migrantes acogidos en ellos también ha disminuido significativamente, según las autoridades municipales.

Desde el año pasado han llegado a Chicago más de 41,000 migrantes y algunos 7,700 permanecen en los 16 refugios de emergencia que continúan funcionando. El martes, 27 migrantes esperaban ser alojados, según la OEMC.

“Cuando me hice cargo de esta misión hace un año, había miles de solicitantes de asilo durmiendo en el suelo de las estaciones de policía y casi mil más viviendo en los aeropuertos de nuestra ciudad”, dijo el alcalde Brandon Johnson en un comunicado. “Estoy orgulloso del trabajo que hemos realizado este primer año para sacar a la gente de las estaciones de policía y llevarla a un refugio temporal de emergencia donde han recibido servicios médicos, han pasado a formar parte de nuestro sistema de educación pública y han dado grandes pasos en el camino hacia la independencia y la autonomía”.

El refugio de Wadsworth, que abrió sus puertas en febrero de 2023, se encontró inicialmente con la resistencia de los residentes del barrio de Woodlawn, que consideraban que los funcionarios municipales no estaban siendo transparentes sobre sus decisiones. Los miembros de la comunidad se quejaban de no haber sido incluidos en el proceso.

Algunos consideraron que había falta de comunicación sobre la financiación del refugio y otros se preocuparon por las condiciones de la escuela cerrada y la falta de recursos puestos a disposición de los migrantes que allí se alojaban.

La Municipalidad había abierto 27 refugios temporales para alojar a migrantes. En un comunicado, Johnson dijo que la consolidación de los refugios ahorrará “a los contribuyentes decenas de millones de dólares en el transcurso del próximo año”.

“Hemos recibido a decenas de miles de familias que necesitaban ayuda, al tiempo que hemos ahorrado a los contribuyentes cientos de millones de dólares haciendo la misión más eficiente y colaborando con todos y cada uno de los que han estado dispuestos a trabajar con nosotros para hacer frente a esta crisis humanitaria”, declaró el alcalde.

Traducido por Gisela Orozco para La Voz Chicago

(Visited 1 times, 1 visits today)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *