Muerte de un padre de familia de 24 años conmociona a sus vecinos del noroeste de Chicago

Un pequeño altar con flores y veladoras en la esquina de la cuadra 3900 al norte de Pittsburgh Avenue el lunes. Ahí fue asesinado Zet Rodríguez-Lara el viernes por la mañana.

Zubaer Khan/Sun-Times

El asesinato a tiros de un padre de 24 años en el vecindario de Dunning ha dejado a los vecinos atemorizados por su seguridad.

Zet Rodríguez-Lara caminaba por la cuadra 3900 al norte de Pittsburgh Avenue cuando alguien le disparó fatalmente a eso de las 7 a.m. el viernes, dijo la Policía de Chicago. El domingo, la policía puso en libertad a los dos hombres que fueron detenidos para ser interrogados en relación con el homicidio.

“Podemos confirmar que las dos personas de interés han sido puestas en libertad sin cargos y la investigación sigue activa y en curso”, dijo un portavoz al Sun-Times el lunes.

Las imágenes de vigilancia que circulan supuestamente muestran a alguien vestido de negro disparando a Rodríguez-Lara en frente de un jardín delantero a una cuadra de su casa. Rodríguez-Lara cae al suelo, gritando “ayuda”, mientras el tirador corre por la calle.

Los testigos también escucharon a Rodríguez-Lara gritar “me han disparado, me han disparado”, según el reporte policial.

Un vecino, que no quiso ser identificado, dijo que su madre se sorprendió por un “fuerte estruendo” y gritos a las 7 a.m. el viernes. Salió a ver la conmoción, dijo.

Un médico que vive cerca salió corriendo a ayudar, contó el vecino, y ella “ayudó lo mejor que pudo”.

Los vecinos veían más patrullas de policía por la zona, dijo. Los agentes de policía viven en el bloque, por lo que esperaban que el vecindario del noroeste fuera seguro, añadió.

“Esto es lo que nos hizo mudarnos aquí”, dijo. “Que [el tiroteo] ocurra aquí y que una vez que esto llega a tu territorio, es muy diferente”.

Dijo que la liberación de las dos personas detenidas daba “miedo”. Los vecinos temen represalias del agresor y quieren respuestas de las autoridades sobre quién cometió el crimen, agregó.

“Nuestra mayor preocupación ahora mismo es que estas personas estén todavía allí afuera. ¿Cuáles son los pasos siguientes para encontrar a los autores?”, preguntó.

Otra vecina, que también se negó a ser identificada, dijo que le sorprendía que el tiroteo se produjera de día.

“La gente va a trabajar. Los niños van a la escuela. Eso es lo que más me preocupa”, dijo.

La autopsia determinó que Rodríguez-Lara murió de una herida de bala en el pecho, según la Oficina del Médico Forense del Condado de Cook, que dictaminó su muerte como homicidio.

Zet Rodriguez-Lara, who was shot to death in Dunning Friday morning, “was a great father, friend, and and brother,” said the organizers of a GoFundMe campaign to raise money for the 24-year-old father and his family.

GoFundMe

Rodríguez-Lara tenía una hija de 6 meses. Era un “gran padre, amigo y hermano”, según una página de GoFundMe para recaudar fondos para su funeral y velorio. Hasta el martes por la noche, se habían recaudado más de $28,000, sobrepasando su meta de $25,000.

“Era un gran hombre y muy trabajador”, dijo Maggie Berman, que está organizando la recaudación de fondos en GoFundMe. “Cuidó de mi hermana más que nadie”.

Traducido por Gisela Orozco para La Voz Chicago

(Visited 1 times, 1 visits today)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *